La prevención es la mejor forma de evitar un accidente en el hogar

  22-08-2018

El hogar es el lugar donde suele pasa más tiempo la familia, en este ambiente ocurren las actividades comunes de varias personas, alimentarse, vestirse, calzarse y la limpieza de este espacio son algunas de las actividades que se realizan con frecuencia bajo el techo de una familia o inclusive de quienes viven solos. 


Para evitar posibles accidentes la prevención es esencial, en FDC Bomberos nos encargamos constantemente de motivar a las diferentes personas que están relacionadas con nosotros a tomar la prevención como parte de sus vidas, pues con ella están evitando situaciones que en algunos casos es muy difícil salir de ellas. 

Cuando hacemos la limpieza del hogar es necesario tomar en cuenta algunas consideraciones, como no mezclar detergentes o productos nocivos y tóxicos para limpiar de forma extrema, leer bien las instrucciones de uso de estos productos y verificar que los pisos estén secos para que la familia pueda transitar, con esto evitamos intoxicaciones y caídas que puedan transformarse en esguinces o fracturas, lo mejor será siempre prevenir. 

Si vamos a pintar los techos de la casa, limpiar el techo de tela de arañas o simplemente cambiar una lámpara o bombillo lo recomendable es utilizar una escalera estable, jamás usar una silla o mueble pues puede caerse y ocasionarnos un mal golpe que ya sabemos en qué se puede traducir, un día de limpieza no tiene por qué traducirse en una visita al hospital. 

La ducha, por ejemplo, es un lugar potencial de accidentes caseros. Al estar en contacto con agua, jabón y otros elementos que caen al piso, alguien podría resbalarse y caerse fácilmente. Sin la debida señalización, un ventanal se convierte en una herramienta peligrosa. Imagínate que un familiar o amigo poco familiarizado con el lugar no se dé cuenta de que hay un vidrio y se golpee contra él por intentar pasar hacia el balcón. Siempre será preciso ser precavidos. 

La comunicación también es importante, estar todos los habitantes de un hogar enterados de las normas de uso de la cocina por ejemplo y sus utensilios es necesario. Guardar siempre los cuchillos con la punta resguardada debe ser una de ellas. 

Cerrar las llaves de agua de todas las tomas de la casa, cerrar puertas y ventanas debidamente al salir, y todas las que la familia considere necesarias.