TECNOLOGÍA E INTERNET EN SITUACIONES DE EMERGENCIA

  15-02-2017

Aplicaciones móviles y herramientas digitales se adaptan a los momentos de crisis, permitiendo crear verdaderos puentes de información en medio de la emergencia.


La democratización de internet y la expansión de los dispositivos móviles han permitido la multiplicación de los usos de esta tecnología, ganando cada vez más terreno en situaciones de emergencia.

El uso de sistemas de posicionamiento global, (GPS por sus siglas en inglés Global Positioning System), la conexión a internet y las aplicaciones móviles, entre otras características, han permitido que cada vez más personas recurran a sus dispositivos móviles para reportar situaciones de emergencia, para conocer detalles de un hecho, para re-contactarse con familiares y para dar aviso de su estado, una vez terminada la alerta.

En este contexto, la red social Facebook lanzó hace unos años la herramienta Safety Check, que se activa en situaciones de crisis y pregunta a los usuarios, en un radio cercano a la emergencia, si se encuentran bien. De este modo, las personas pueden revisar listas de amigos que han reportado estar fuera de peligro.

Google Person Finder es una plataforma que ayuda a reconectar personas con sus amigos y familiares después de desastres naturales y antrópicos. A través de una base de datos abierta, las personas y organizaciones pueden proporcionar información sobre el estado y ubicación de terceros, para que el resto de usuarios pueda encontrar información sobre familiares y amigos. En 2015, se utilizó tras las inundaciones que afectaron Atacama.

En nuestro país, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) y la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), lanzaron en 2014 el Sistema de Alerta de Emergencias (SAE) para celulares, que permite enviar mensajes de texto a los teléfonos compatibles, en los que se alerta sobre riesgos de tsunami, sismos de mayor intensidad, erupciones volcánicas e incendios forestales.

Los mensajes, que son enviados a zonas georeferencialmente identificadas, no se verían afectados por la congestión de las redes telefónicas, ya que "utiliza otros canales de frecuencia para llegar a los teléfonos de forma segura", según se indica en el sitio web de SAE.

Finalmente, las aplicaciones de mensajería instantánea han permitido no sólo comunicar a las personas, sino también les han permitido compartir su ubicación exacta junto con fotografías y videos testimoniales de lo ocurrido.

La tecnología avanza a pasos agigantados y la buena noticia es que se adapta a las necesidades de los usuarios en tiempos de crisis y de estabilidad, por lo que los invitamos a vivir de un verano seguro con énfasis en el autocuidado y la precaución tanto de los lugares que visitamos como de las personas con quienes lo hacemos.